Smile, el perro que nació sin ojos y hoy da terapias en un hospital


La historia de Smiley es conmovedora; nació sin ojos y vivió abandonado en una fábrica hasta que su dueña, Joanne, lo adoptó."[Historia] Smile, el perro que nació sin ojos y hoy da terapias en un hospital

La historia de Smiley es conmovedora; nació sin ojos y vivió abandonado en una fábrica hasta que su dueña, Joanne, lo adoptó.

Por mucho tiempo la cuenca de sus ojos le causaron infecciones y mucho dolor, así que Smiley fue sometido a una cirugía para cerrarle los párpados y se sintiera mejor. Ahora, a la edad de 10 años, Smiley es un perro de terapia certificado. Aporta comodidad a niños y adultos que tienen discapacidades mentales y físicas graves.

"Es un perro milagroso, dicen que el hecho de verlo o sentirlo cerca, cambia el comportamiento de los pacientes de forma asombrosa. Smiley no deja que su pasado o su condición le pese y todo el tiempo sonríe", afirma su dueña.

Como un perro de terapia, según testimonios, pacientes que nunca habían sonreído ahora lo hacen cada que llega el Golden a visitarlos. "Un día, Smiley puso sus pies frente a un hombre que era incapaz de comunicarse o moverse, sin embargo el hombre comenzó a sonreír y a hacer ruido", dijo George. "Todas las enfermeras se apresuraron a entrar a la habitación y dijeron que nunca antes lo habían visto sonreír""

Por mucho tiempo la cuenca de sus ojos le causaron infecciones y mucho dolor, así que Smiley fue sometido a una cirugía para cerrarle los párpados y se sintiera mejor. Ahora, a la edad de 10 años, Smiley es un perro de terapia certificado. Aporta comodidad a niños y adultos que tienen discapacidades mentales y físicas graves.

“Es un perro milagroso, dicen que el hecho de verlo o sentirlo cerca, cambia el comportamiento de los pacientes de forma asombrosa. Smiley no deja que su pasado o su condición le pese y todo el tiempo sonríe”, afirma su dueña."[Historia] Smile, el perro que nació sin ojos y hoy da terapias en un hospital

La historia de Smiley es conmovedora; nació sin ojos y vivió abandonado en una fábrica hasta que su dueña, Joanne, lo adoptó.

Por mucho tiempo la cuenca de sus ojos le causaron infecciones y mucho dolor, así que Smiley fue sometido a una cirugía para cerrarle los párpados y se sintiera mejor. Ahora, a la edad de 10 años, Smiley es un perro de terapia certificado. Aporta comodidad a niños y adultos que tienen discapacidades mentales y físicas graves.

"Es un perro milagroso, dicen que el hecho de verlo o sentirlo cerca, cambia el comportamiento de los pacientes de forma asombrosa. Smiley no deja que su pasado o su condición le pese y todo el tiempo sonríe", afirma su dueña.

Como un perro de terapia, según testimonios, pacientes que nunca habían sonreído ahora lo hacen cada que llega el Golden a visitarlos. "Un día, Smiley puso sus pies frente a un hombre que era incapaz de comunicarse o moverse, sin embargo el hombre comenzó a sonreír y a hacer ruido", dijo George. "Todas las enfermeras se apresuraron a entrar a la habitación y dijeron que nunca antes lo habían visto sonreír""

Como un perro de terapia, según testimonios, pacientes que nunca habían sonreído ahora lo hacen cada que llega el Golden a visitarlos. “Un día, Smiley puso sus pies frente a un hombre que era incapaz de comunicarse o moverse, sin embargo el hombre comenzó a sonreír y a hacer ruido”, dijo George. “Todas las enfermeras se apresuraron a entrar a la habitación y dijeron que nunca antes lo habían visto sonreír”

"[Historia] Smile, el perro que nació sin ojos y hoy da terapias en un hospital

La historia de Smiley es conmovedora; nació sin ojos y vivió abandonado en una fábrica hasta que su dueña, Joanne, lo adoptó.

Por mucho tiempo la cuenca de sus ojos le causaron infecciones y mucho dolor, así que Smiley fue sometido a una cirugía para cerrarle los párpados y se sintiera mejor. Ahora, a la edad de 10 años, Smiley es un perro de terapia certificado. Aporta comodidad a niños y adultos que tienen discapacidades mentales y físicas graves.

"Es un perro milagroso, dicen que el hecho de verlo o sentirlo cerca, cambia el comportamiento de los pacientes de forma asombrosa. Smiley no deja que su pasado o su condición le pese y todo el tiempo sonríe", afirma su dueña.

Como un perro de terapia, según testimonios, pacientes que nunca habían sonreído ahora lo hacen cada que llega el Golden a visitarlos. "Un día, Smiley puso sus pies frente a un hombre que era incapaz de comunicarse o moverse, sin embargo el hombre comenzó a sonreír y a hacer ruido", dijo George. "Todas las enfermeras se apresuraron a entrar a la habitación y dijeron que nunca antes lo habían visto sonreír""
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s